sábado, 22 de septiembre de 2007

oídos neiked IV

A los pasticheros disidentes… especialmente a “hijo” por hacer el papel del Tigre Rafael


Con el firme propósito y la convicción (ingenua) de que este blog continue “pa’ lante”, aporto mi contribución para que tal cual la espada de Bolívar que camina por América Latina (¡Alerta!), el pasticho renazca de sus cenizas como el Ave Fénix o como los socialistas.
Mis “oídos neiked”, ya un poco devaluados por la influencia de los bonos del sur, vuelven y no sé por cuanto tiempo. Creo que no por bastante. Y no es por falta de compromiso sino que ya tengo ipod otra vez y digamos que es mi fiel compañero. Entonces, si les gusta esta sección, tendrán que ligar que se me acabe la pila del aparatico estando todavía por la estación Parque Carabobo o en el carrito a la altura de La Carlota para que de esta manera (si, sólo así) pueda escuchar esas maravillas sin desperdicio que escupe nuestro saber popular, nuestra propia identidad y esa palabrita hermosa que ahora no recuerdo pero que hace referencia a la personalidad colectiva de un pueblo, país, región continente, qué se yo (recuérdenmela, porfa…)

El hecho está, y para no hacer tan larga la cosa ya que me imagino que perdieron la costumbre de andar leyendo este blog perdido en la ineficacia de sus componentes, que un buen día simplemente se me quedó el ipod en la casa. La premura (hermosa palabra) no me permitió devolverme a solventar la catástrofe que había causado mi descuido y opté por seguir mi camino con miedo (y a la vez un poquito de morbo expectante)
Dicho y hecho. No tuve que esperar mucho. Sólo montarme en el vagón del metro en la estación más cercana a mi hogar. Al andén sólo le hacía falta los chinos de guantes blancos que empujan a la gente “pa’ dentro” en Hong Kong (o Beijing, ¿a quién le importa?). Después del jaleo respectivo, inevitable acordarme de las ollas que se armaban en las finales de “gaitas y pupitres” en Mata de Coco… escuché a una señora (en el metro, no en Mata de Coco) siguiendo la conversa que traía desde afuera con una chica notablemente menor que ella. Lo curioso es que ellas, después de la avalancha de la entrada, habían quedado bastante separadas pero eso pareció importarle bastante poco a la doña. A todo gañote, engrapó su idea así: “Pues si, mana. Entonces ¿Dónde te gustaría a ti que echaran tus cenizas después que te quemen (quemen… no cremen, no… quemen)” Se escucharon unas risas por ahí. En especial un grupito de chica que venían de la universidad a juzgar por las baticas azules que se ponen en algunas carreras afines con temas de salud.
Al final, justo antes de bajarme (sólo estuve dos estaciones compartiendo con aquellas adorables damas) seguía desarrollando el tema. “Si, mana. Porque a mí que me quemen y echen las cenizas al mar. ¿Tú prefieres eso, verdad?”
Sin dejar contestar a la otra, siguió. “Tienes que dejar eso escrito, mana. O decírselo a un hijo o a una hija tuya. Esa vaina de estar ocupando un terreno ahí, un cuerpo sin alma, eso es horrible”

Yo aprendí muchas cosas de esto. Que hay que pensar en la muerte como algo normal, que a todos nos pasará en algún momento, que es un tema que da para mucho incluso para conversar en el metro y por qué no, invitar a desconocidos a participar y a opinar. Por ahora parece que hay solo dos opciones, que te entierren o que te cremen. La criogenización es un tema de alta alcurnia y de Walt Disney. Cuando seamos muy viejitos nosotros y estemos a punto de comprar un pasaje sin retorno pa’ tierra de nadie ¿Habrá otro método? Quizá yo preferiría, al igual que la doña, la incineración. No me gustaría que experimentaran mucho con mi cuerpo. Ya suficiente le he estado haciendo yo las ocasiones que salgo a la calle sin ipod.

Se les quiere… y uds. dicen para ver entonces si dejamos morir al pasticho, si lo enterramos, lo “quemamos” o lo embalsamamos para ponerlo en el recibo de casa del chamodel114, su creador y principal promotor funerario.

5 comentarios:

hijo dijo...

IDIOSINCRASIA

pd: notas cómo el chamodel114 deja de rascarse las bolas si, y sólo si lo mientas negativamente o si le echas la culpa de algo le lo cual tiene la culpa?

un abrazo, bro

Acuario Escritor dijo...

Cito una frase que leí hace poco (lamentablemente no recuerdo donde): "Cuando yo muera, quiero que me cremen... y me chocolateen" (cierro paréntesis)

muvimeiquer dijo...

Jajaja... acuario, esa frase es de una de las promos de "No Molestar", el segmento donde noche tras noche disfrutamos de Los Simpsons y Futurama en Fox...

La Maga Despeinada dijo...

Ese cuento me lo habías echado y recuerdo que me reí mucho... leído me hizo reír mucho más.

Tq
La Maga

Yimmi dijo...

...la calle está llena de cuentos. Eso sí, si en la calle hay mil cuentos por día, el metro alberga al menos 800 de esos mil...
A mi que me Qremen y le den las cenizas a alguien que las quiera snifar, como hizo el pana de los Rolling con las cenizas de su padre...