martes, 29 de mayo de 2007

wanna be a sex pistol

qqqqq

hablaba con el ahora boicoteado chamodel114 sobre esta situación que vivimos actualmente y la opinión que a cada uno le merece. luego, un post en el quetecotopereque vino a corroborar exactamente mi tesis acerca de las manifestaciones públicas.

"Un día para liberar los altos niveles de energía que tengo acumulada en el cuerpo."

le decía al chamo que lo triste de esta situación, no es que nos ensarten hasta la médula (como expresó flequillo), sino que salimos a la calle a eso, a liberar adrenalina, a soltar toda esa mala vibra, ese stress, al menos por unas horas. manifestantes? varios.

están los que dejan que la adrenalina los lleve y los traiga: tiran piedras, voltean botes de basura, agreden, de víctimas del gobierno, se convierten en victimarios de un transeúnte curioso, de un policía hijo, hermano o padre de alguien (y ojo, dios sabe que no poseo respeto alguno por los cuerpos policiales venezolanos).

están los que se llenan de ímpetu, levitan en medio de su fervor, se apersonan a tal plaza, marchan y vociferan consignas. consignas muchas veces llenas de razón, de lógica, de orgullo e incluso amor; otras tantas carentes de todo discernimiento, de toda racionalidad y bases que sustenten tales gritos de GUERRA. luego se van en metro a casa, toman una ducha y regresan al suelo en el que viven con el resto de nosotros.

también estamos los que nos indignamos por todos, por éstos y aquellos. los de este bando, o los el otro, pero que sin embargo no salimos a la calle, no apoyamos paros estudiantiles, ni mega-trancas metropolitanas. tampoco somos partidarios de, cuales mártires, ofrecernos en sacrificio ante una ultrasónica calibre 9mm.

pero indiscutiblemente, lo que hermana a estas razas de manifestantes, es que no sabemos por qué protestamos. manifestamos, sí pero por qué? para qué?

ya sé, ya sé. "por la libertad de expresión, por la justicia y la reivindicación" aja. eso es lo que queremos, pero no lo que pedimos ni lo que buscamos.

un paro, disturbios y caos para que se vaya chávez. y después qué? después quién?

pensamiento colectivo: "no puedo joder a chávez, pero me joderé a mí y a todos los que pueda arrastrar conmigo a ver si le da lástima y se apiada de nosotros. mejor aún: le interesa tanto la opinión internacional, que le dará pena ir a cumbres mundiales, los demás presis le aplicarán la ley del hielo y lo lo invitarán a sus country clubs, JAJA! victoria!
eh... no.

"pero y qué habla este tipo? no hace nada, se queja de las mías, pero no propone sus soluciones" - piensa más de uno a esta hora.

si tuviera la solución para esto, créanme que mil estatuas con mi nombre cubrirían toda plaza en venezuela y algunas cuantas en eeuu. pero señores, no nos equivoquemos. el no tener una solución, no implica que debamos seguir el sendero de otros menos iluminados aún, con la excusa de "con esto, algo se hace".

cacerolas para chávez? nahh, son para mi sobrina de 9 meses que necesita descanso para crecer saludable, para el anciano que no sabe a ciencia cierta qué día es ni por qué tanta animosidad les enloquece la tensión arterial.

megatrancas para la asamblea? nahh son para el venezolano promedio que va al trabajo, para el que vuelve a casa.

"salir a pelear" para que el presidente nos escuche? nahh, mejor escuchemos el llanto de las madres que desde aquella marcha, no saben dónde están sus hijos y el de aquellas madres que, muy a su pesar, siempre sabrán exactamente en cual parcela está enterrad@ su nen@.

que este aburrido texto no sirva para señalar a nadie, pues en alguno de los tres sacos estamos metidos todos, sino para expresar mi preocupación, y no sé... de alguna manera, afecto por todos mis amigos manifestantes. l@s quiero y adoro, aún cuando no estemos en el mismo lote.

la elocuencia y la claridad de pensamiento del chamo, siempre va un paso adelante, y mencionó algo como que somos una generación más boba que la anterior, esa a la que se refería chirinos. y tiene toda la razón! aquella se componía de jóvenes que no protestaban, no hacían vida universitaria ni mucho menos se inmiscuían en cuestiones políticas.

nosotros no somos mejores. protestamos, leemos la sección de política del periódico y conversamos acerca de la legitimidad de los ddhh en venezuela. dónde está la caída? en que no nos esforzamos por entender lo que leemos y lo que escuchamos.

intentemos comprender, primeramente, lo que hacemos y decimos.

en las propias palabras de mister johnny rotten:

I am an antichrist
I am an anarchist
Dont know what I want but
I know how to get it
I wanna destroy the passer by
cos I wanna be anarchy !
yo soy un anticristo
yo soy un anarquista
no sé lo que quiero pero
sé como obtenerlo
quiero destruir al transeúnte
porque quiero ser anarquía!

good night! u've been grrreat!

3 comentarios:

flequillo dijo...

Hijo!
¿ésta fue una transcripción de nuestra conversación?

Luego de regresar a mi casa, y reflexionar sobre lo que vi, te doy la razón, al igual que hice con el chamo.

Somos extremadamente bobos y con niveles de conciencia diferentes.

La gran mayoría está en la concentración para decir: "fuera chávez". Pero, en ningún momento escuché consignas claras de verdaderos líderes.

Yo no fui por RCTV. En realidad, ni lo veía. Y mucho menos fui a ver a Gerónimo Gil pidiendo que salgamos a marchar hasta el viernes.

Fui, porque creí que los que se concentraban tenían un fin parecido al mio. Y al parecer, eso no es así.

Hijo, entiendo completamente tu planteamiento. Pero, como te dije ayer: amanecí con ganas de salir a la calle a ver qué pasaba. Y es cierto que la energía se drena de maneras diferentes.

Un ejemplo de ello, soy yo. Pero, jamás me hizo falta romper ni quemar nada. A diferencia de algunos de los concentrados. Y repito: estos panas no tienen los mismos niveles de conciencia ciudadana, ni buscan los mismos fines que buscamos cualquiera de nosotros.


Ahora me queda averiguar, junto a muchos más, qué hacer para lograr algo realmente serio.


Gracias por el post


MILOVIULONTAIM

Muvimeiquer dijo...

Todo esto es un problema epistemológico muy arrecho... Más allá del simple hecho de que qués es bueno en realidad y qué es malo en realidad...

Para mi es bueno salir a marchar, para hijo no ¿Quién es el bueno, quién es el malo?

¡Ninguno, coño!

Los dos estamos en lo correcto y los dos andamos más pelaos que guineo a medio morder...

La Maga Despeinada dijo...

Yo inventé una nueva forma de protesta: grita consignas estudiantiles desde tu cama mientras esperas la gloriosa venida del traumatólogo que te quitará un nuevo yeso...

¡¡¡Me lo torcí porque quise, a mí no me pagaron!!!